Bols: botellas de licor con encanto

Historia

Considerada la destilería más antigua del mundo y la empresa holandesa más longeva, la historia de la compañía comienza en el año 1575 cuando la familia Bols abrió en las afueras de la ciudad de Ámsterdam un pequeño cobertizo de madera denominado ‘het Lootsje’ para destilar licores.

Un modesto establecimiento que se desarrolló rápidamente para convertirse en menos de una centuria en un negocio próspero con intereses en varios países.

DSC00485

Con el nacimiento en 1652 de Lucas Bols y su posterior incorporación a la dirección de la marca, la sociedad amplía su gama, empleando los botánicos y las especias importadas por la Compañia de las Indias Orientales de la que era accionista, e inicia una importante expansión internacional que se ve reforzada por el lanzamiento al mercado de su primera ginebra, un bebida muy popular en la época.

En 1816, tras el fallecimiento del último de los herederos de la familia fundadora, la empresa es vendida bajo la obligación de mantener el nombre original y pasa por diversos propietarios-Moltzer y Koninklijke Wessanen- hasta que a principios del siglo XXI regresa a manos holandesas y a su ubicación primigenia.

Hoy en día, la compañía, dedicada a la producción, distribución, venta y comercialización de bebidas alcohólicas, está presente en más de 110 países y de sus instalaciones salen más de tres millones de referencias anuales, contando además con la mayor base de datos de recetas de cócteles a nivel mundial.

DSC00489

Botellas

Al margen de la calidad de sus licores y destilados, la firma Bols es valorada entre los coleccionistas debido a su apuesta por crear botellas singulares para ‘vestir’ sus productos.

En este sentido, son muy especiales las realizadas durante siglos con porcelana y cerámica de Delft pintada a mano en tonos azules y blancos y adornada con motivos vegetales y escenas típicas del país como los molinos de viento, y también las jarras empleadas para la ginebra manufacturadas en arcilla y barro de la cadena montañosa de Westerwald (Alemania) en formas redondas y cilíndricas.

A partir de la década de los cincuenta podemos encontrar otras unidades con encanto como las botellas de cuatro compartimentos, cada uno con un licor diferente, o la sinuosa botella musical Mae West de crema de menta, brandy de albaricoque, Licor Oro y granadina.

Sin embargo, una de las botellas más exitosas y singulares de la enseña holandesa es la conocida como Ballerina (bailarina).

DSC00487

Dotada con movimiento y mecanismo musical, este curioso producto de Bols fue producido desde el año 1957 hasta finales de la década de los setenta, llegando a lanzarse sesenta mil unidades por ejercicio para hacer frente a la demanda.

Con un precio inicial de 33,50 florines holandeses y medio litro de capacidad, se utilizó para comercializar distintos tipos de bebidas de la histórica destilería como Apricot Brandy, Licor de Oro-con motas del mismo color dentro del líquido-, Triple Sec, Crema de menta y Crema de bananas.

La botella, que se vendía dentro de una caja ilustrada de cartón, contaba con una cúpula interior de cristal que alojaba a una bailarina sostenida sobre la punta de los pies que venía ataviada con una falda roja o blanca-adornada en ocasiones con estrellas- y engalanada con distintos tipos de corpiños y peinados.

La figura, que danzaba al ritmo del Danubio Azul del compositor Johann Strauss hijo o del Vals de los Patinadores de Émile Waldteufel, se apoyaba sobre una base de plástico que, en la parte inferior, contaba con una cuerda manual, a la manera de las cajas de música, un pulsador para activar o parar la melodía, y una varilla de metal que al situarla sobre una superficie plana retrocedía dando inicio a la música.

La botella se rodeaba con una banda de papel con el nombre de la sociedad, el modelo, el busto de Lucas Bols y el tipo de licor, y, a veces, mostraba también una inscripción con el lugar de fabricación de la unidad (Francia u Holanda).

Su diseño tuvo tanto predicamento entre los consumidores que otras muchas compañías intentaron imitarla como, por ejemplo, la marca Prince-de la que podemos ver una referencia en las imágenes y vídeos que ilustran en el post-que empleó en lugar de una bailarina una pareja de danzantes.

Una estilosa botella que conserva toda su esencia y atractivo.

BotellamusicalBolsbailarinafaldarojaFotoadicional4

Artículos e ideas originales para sorprender regalando
Artículos e ideas originales para sorprender regalando

4 respuesta a “Bols: botellas de licor con encanto”

  1. Hola. Nosotros no ofrecemos tasaciones ni valoraciones de artículos en el blog. La botella de licor a la que se refiere, Gold Liquor, fue fabricada por la destilería de Lucas Bols, una de las más antiguas del mundo, entre finales de los cuarenta y los años cincuenta y en su decoración, los copos dorados y la caja de música con la bailarina, y el hecho de que esté intacta con el precinto reside su valor. El precio puede usted fijarlo buscando referencias similares en internet. Espero haberle ayudado. Saludos

  2. Hola espero y me puedan ayudar en esto: me gustaria saber el precio de una botella que pertenece a la familia, es de BOLS, con laminas de oro suspendidas y donde les puedo mandar una fotografia, esta original sin destapar, tambien si alguien me puede indicar donde puedo ver la fecha de su elaboracion pues lo ignoramos, gracias.
    Saludos.

  3. Buenos días. Querría saber si venden una de estas maravillosas botellas con la melodía de Strauss “Cuentos de los bosques de Viena”. La familia de mi madre tenía una cuando ella era pequeña y se la quiero regalar.
    Gracias y buen día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.