Una melodía para desperezarse

Precioso reloj mecánico de sobremesa datado en torno a los años sesenta.

La unidad, de procedencia suiza, fue fabricada por la marca helvética Buèche-Girod, fundada en la década de los cincuenta y especializada en unidades de pulsera y referencias singulares de buena calidad.

Está realizada en bronce / latón y decorada en la esfera y el canto con esmalte de color verde y blanco, y motivos de flores y hojas.

El artículo, diseñado para llevar de viaje gracias a su tamaño reducido y su concepción compacta, incorpora un mecanismo musical para la función despertador, de sonido claro, nítido y agradable.

Monta segundero central y cristal de plexiglás, y presenta números romanos en negro y agujas ornamentadas.

El reverso, con la cuerda para cargar la melodía, viene embellecido con un acanalado de círculos concéntricos, mientras que en la parte superior luce dos coronas estriadas que sirven para ajustar la hora y la alarma y llenar la reserva de marcha de la maquinaria, además de funcionar como soportes del reloj.

Mide 3,4 centímetros de largo por 3 de ancho y 2 de grosor, y pesa 38 gramos.

Una bella pieza para coleccionistas, aficionados a los relojes de mesa y viaje, y amantes de los movimientos musicales y las miniaturas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.