Libros de coleccionismo que hay que leer

Ejemplares de libros en inglés y español dedicados al mundo de la relojería

El verano es una de las épocas del año que más incitan a la lectura, así que vamos a aprovechar la entrada de este mes para recomendar algunos títulos interesantes a nuestros amigos coleccionistas.

Aunque en la actualidad la red se ha convertido en la herramienta indispensable para obtener información y poner en contacto a personas con inquietudes equivalentes, los volúmenes especializados siempre son una guía necesaria para los amantes de las antigüedades y los artículos de colección.

Exigen, a veces, pagar cifras altas por ejemplares raros, técnicos y descatalogados y mayoritariamente se publican en inglés pero, a cambio, ofrecen imágenes y datos que, por cuestiones de derechos y otros motivos, es complejo encontrar online.

Dentro de las múltiples ramas que abarca el coleccionismo queremos dedicar el post a los que se centran en los artículos de escritura y la relojería, dos de nuestros campos predilectos.

Un libro de cabecera de referencia para los amantes de las estilográficas

De cara al futuro, es posible que vayamos ampliando el artículo ya que nuestra actividad profesional e interés personal nos ha llevado a acumular una extensa colección que toca áreas muy diversas (dedales, máquinas de oficina, artículos religiosos, juguetes, medallas, encendedores, joyería, carteles, complementos…).

Entrando en materia, uno de los libros que no deberían faltar en la biblioteca de un coleccionista es ‘Fountain pens of the world’ de Andreas Lambrou.

Muchos internautas han criticado al autor por la inexactitud de algunos de los datos del ingente trabajo, que abarca la historia y los modelos más representativos de casi todas las marcas relevantes de la industria, y también por su precio, por encima de los cien euros, pero con ojearlo un poco desaparecen las dudas.

Casi 450 páginas a color con modelos a tamaño real que deleitarán, sin duda, al amante de las estilográficas y los artículos de escritura antiguos y le permitirán identificar y datar con rapidez cualquier pieza gracias a su utilidad como herramienta para profesionales y aficionados.

Ejemplar dedicado a las plumas japonesas

Este autor, una autoridad mundial en este ámbito, ha escrito bastantes otros libros y recientemente presentó, en colaboración con Masamichi Sunami, un título tan ambicioso como el anterior aunque para públicos más específicos.

‘Fountain pens of Japan’ nos abre una ventana a las bellas, y desconocidas para algunos coleccionistas, plumas creadas en el lejano Oriente con las técnicas del maki-e y nos descubre muchos de los secretos de sus manufacturas, sin olvidar profundizar en otras referencias más actuales

Otras lecturas que nos ofrecen una aproximación genérica al sector de los artículos de escritura sin necesidad de desembolsar tanto dinero son ‘Antique writing instruments’ de Stuart Schneider y George Fischler y ‘Pens and pencils’ de Regina Martini.

‘Pens and pencils’ de Regina Martini

El primero, al contrario que los anteriores, es un libro compacto, manejable y de consulta diaria, que en 160 páginas nos desvela una historia resumida de las firmas clásicas y fotos de modelos con una breve identificación y una tasación estimada, un dato que suele venir algo desfasado pero sirve de orientación y denota la rareza y exclusividad de algunas piezas.

Por su parte, el segundo trabajo, publicado por la conocida editorial Schiffer, otorga, sin dejar de lado a las casas míticas, más presencia a las marcas europeas y británicas aunque emplea fotografías de menor calidad y resolución y muchas vienen en blanco y negro.

Interesante libro de consulta

En un plano intermedio entre los citados encontramos ‘Fountain pens Past & Present’ de Paul Erano con una parte gráfica aceptable y muchos consejos para comprar estilográficas con cierta seguridad, determinar su valor y adquirir piezas de cara a completar una colección relevante, además de una guía de precios de los modelos recopilados.

También merece unas líneas ‘The Chronicle of the fountain pen’ de Joao Pavao Martins, Luiz Leite y António Gagean, un libro que siguiendo una evolución cronológica nos va presentando las patentes, modelos, marcas e innovaciones tecnológicas que hicieron posible el nacimiento y el desarrollo de las plumas estilográficas.

Por último, y dirigido especialmente a los manitas, no podemos olvidarnos de nombrar el maravilloso ‘Pen repair’ de Jim Marshall y Laurence Oldfield, lleno de imágenes y ejemplos didácticos para profundizar en los secretos de la reparación de artículos de escritura.

En nuestra opinión el mejor libro que existe para reparar estilográficas antiguas

Como hemos comentado la oferta de títulos en español es reducida pero en materia de artículos de escritura podemos encontrar ‘Plumas estilográficas’ de Jonathan Steinberg, una guía dirigida al coleccionista con notas históricas, relación de fabricantes ordenados según el valor de sus creaciones y mucha información útil para el aficionado.

Hace un par de años también apareció, a un precio de unos 50 euros, ‘El gran libro de la estilográfica’, editado por Barbro Garenfeld.

Un volumen de tapas duras con sobrecubierta de medio millar de páginas, bastante completo e interesante, que analiza la historia, los fabricantes y los modelos emblemáticos pero dejando pinceladas sobre tecnología, materiales, portaminas, bolígrafos, elementos publicitarios, diseñadores y otras cuestiones relativas al mundo de los artículos de escritura antiguos y modernos.

Para cerrar esta rama de contenidos dejar constancia de otro título, en este caso con un valor de 70-80 euros y dirigido a los amantes de las plumas alemanas, llamado ‘Diario de Montblanc y Guía del coleccionista’ de Jens Rösler.

Un ejemplar que se centra en la primera época de la legendaria marca e incluye imágenes promocionales y procedentes de los archivos de la empresa y la familia, modelos primitivos, submarcas, detalles de catálogos y datos para interpretar el sistema de numeración, los tipos de plumines, los modelos de clips y las estampaciones de las piezas.

También existe un libro publicado recientemente en catalán por la editorial Dalmau, ‘Josep Vila Sivill (1904-1967)’ de Albert Verdaguer Vila-Sivill, una curiosa biografía del empresario que manufacturó la primera estilográfica española, la conocida Regia, y el primer bolígrafo de Europa, el Regia Continua.

Libro dedicado a la firma Montblanc

Igualmente, en el mercado podemos encontrar otros muchos ejemplares más especializados y dedicados en exclusiva a marcas de renombre como Parker y Montblanc, a modelos míticos como el 51 y el Duofold o a periodos históricos determinados.

Por lo que respecta a la relojería, hay multitud de libros que bien merecen una compra, algunos genéricos y otros orientados a los relojes de bolsillo, los relojes de pulsera o los relojes de sobremesa y pared antiguos.

El primero del que vamos a hablar, el ‘Diccionario Antiquaria de Relojes’ publicado en castellano en 1986, es un volumen de 271 páginas en blanco y negro y color escrito por el periodista Luis Montañés.

Los diccionarios Antiquaria resultan bastante útiles para el coleccionista

Aborda toda la historia de la relojería y ofrece un compendio de términos usados habitualmente por los aficionados que le permite dar una visión integral del ramo aunque se echa en falta más presencia de relojes de pulsera.

Ya en 2005 aparece la ‘Enciclopedia del Reloj de Bolsillo’, un ejemplar caro, sobre 80 euros, pero muy práctico para el coleccionista.

Es una extensa obra de José Daniel Barquero y la editorial Amat que incluye más de un millar de fotografías a color y un profuso repaso por la historia, la mecánica, las marcas y el análisis, a través de pequeñas fichas, de los modelos más representativos recopilados en museos y colecciones públicas y privadas.

Siguiendo con esta temática, podemos citar un libro de pequeño tamaño y asequible, ‘Coleccionismo de relojes de bolsillo’ de José Miguel Echevarría, lanzado en el lejano 1977 por la editorial Everest.

Barquero hace un exhaustivo análisis de los relojes de bolsillo

157 páginas que hacen un recorrido histórico desde el siglo XVI al XIX e incluyen apéndices sobre los autómatas y los relojes musicales.

Para cerrar el repaso en español, reseñaremos la ‘Guía del Coleccionista de Relojes’ de Derek Roberts y la editorial Susaeta del año 1998.

Un trabajo, presentado en tapas blandas y con la parte gráfica a todo color, que se centra en los relojes de carruaje, pared y sobremesa manufacturados a ambos lados del Atlántico sin olvidar otras referencias como las unidades esqueletizadas y de misterio y la cronometría de precisión.

Otro libro fundamental es ‘Complete price guide to watches’ de Richard E. Gilbert, Tom Engle y Cooksey Shugart, casi una biblia para el coleccionista avezado

Se trata de un ejemplar de bolsillo en rústica con ediciones revisadas que supera el millar de páginas y sólo ofrece imágenes en negro, pero recoge miles de precios estimados de unidades de pulsera y bolsillo de las principales marcas mundiales, con especial interés en las estadounidenses.

Un excelente manual de consulta que ganaría bastante si el ingente caudal de información recogido en sus hojas se plasmara en un formato mayor y con un mejor tratamiento visual ya que, a veces, resulta difícil hasta leerlo por la concentración de datos y el tamaño de letra de algunos elementos.

En materia de relojes de bolsillo, nombrar dos referencias, ‘Pocket watches 19th & 20th century’ de Alan Shenton y ‘The artistry of the english watch’ de Cedric Jagger.

La guía de precios indispensable

El primero, aunque emplea mayoritariamente fotos en blanco y negro para no encarecer un producto que puede adquirirse desde 35 euros, nos ofrece una extensa relación de modelos distribuidos según el tipo de escape (de rueda catalina, de cilindro y de palanca).

Dedica especial atención a líneas muy coleccionables como los cronógrafos de bolsillo, los Roskopf, los ocho días cuerda, los despertadores, las unidades de sonería y repetición y los modelos novedosos (solapa, ciegos, viaje…).

El segundo, comercializado inicialmente a un precio inferior a 30 euros, se especializa en el reloj de origen británico y resulta una gozada pasar sus páginas llenas de hermosas piezas de oro, plata y esmalte con movimientos con galluzas caladas y ornamentadas, cajas de fina decoración y elegantes leontinas y chatelaines.

Si buscamos libros económicos que traten el tema de los relojes de bolsillo y también incluyan y hablen de las unidades de pulsera una opción es elegir uno de los tres siguientes volúmenes: ‘Watches’ de Dean Judy, ‘100 years of vintage watches’ de Dean Judy y ‘Watches’ de Reyne Haines.

El primero y el tercero, editados ambos por Warman’s, son ejemplares de bolsillo de tapas blandas y fotos a color que incluyen una relación de precios de relojes antiguos de las casas más conocidas junto a una breve reseña histórica.

Resultan una buena adquisición para iniciarse en el complejo mundo de la relojería y hacerse una idea de los parámetros económicos en los que se mueve el mercado de relojes vintage.

El otro escrito también por Judy, un relojero americano dedicado a la venta y restauración, sigue la misma línea que los anteriores pero ofrece muchos más datos prácticos para el aficionado, con más páginas dedicadas a la evolución histórica, el grado de deterioro de las piezas antiguas, los parámetros a identificar cuando se vende o se compra un reloj y los números y fechas de producción de las principales marcas.

Para culminar la entrada queremos ofreceros cuatro títulos específicos para los amantes de los relojes de pulsera.

‘Wristwatches’ de Gisbert L. Brunner y Christian Pfeiffer-Belli y ‘Vintage wristwatches’ de Reyne Haines son dos ejemplares de 186 y 255 páginas editados por Schiffer y Krause que sirven de puerta de entrada a esta adictiva afición y resultan complementarios.

Ambos incluyen tasaciones de piezas conocidas pero mientras que el primero es un manual de uso -con pocas fotos a color pero muchos datos para distinguir las falsificaciones, los calibres, los sellos de contraste, los términos técnicos y los nombres de las firmas históricas, incluyendo un apartado dedicado a la casa Swatch-el segundo ofrece una parte visual fantástica aunque se focaliza en las grandes marcas y sus modelos más representativos.

Si queremos trabajos más completos podemos optar por elegir una versión trilingüe en cartoné que la editorial Könemann realizó en el año 2006 del título ‘Wristwatches’ de Brunner y Pfeiffer-Belli, un volumen de 511 páginas con pocas pegas y que cubre casi todos los aspectos que un coleccionista busca con una compra de esta índole.

Ejemplar, de 519 hojas, tiene un precio que oscila entre los 30 y los 60 euros según el estado y el vendedor

En un nivel equivalente podemos colocar a ‘Wristwatches, history of a century’s development’ de Helmut Kahlert, Richard Mühe y Gisbert L. Brunner (Schiffer, 2005, Fifth edition).

El ejemplar, de 519 hojas y un precio de 30 a 60 euros según el estado y el vendedor, recopila infinidad de información sobre los orígenes del reloj de pulsera, las unidades tempranas, las patentes y avances tecnológicos, los secretos de las maquinarias y las complicaciones, los precios, el glosario de términos y las firmas suizas de primer nivel como Patek, Audemars Piguet, Vacheron o Rolex.

Versión trilingüe en cartoné  que la editorial Könemann realizó en el año 2006 del título ‘Wristwatches’ de Brunner y Pfeiffer-Belli

Y con esta última referencia terminamos. Si conocéis algún otro libro interesante os agradecería un comentario al respecto en la entrada con el fin de compartirlo con el resto de usuarios.

Que paséis buenas vacaciones. Regresamos en septiembre.

Andrés Abraido del Rey, retrato de lo cotidiano

img_1129-1
Cuatro estampas de cabezudos realizadas por el artista salmantino a mediados de los años noventa

Hace un tiempo llegaron a mi poder unos interesantes documentos del artista salmantino Andrés Abraido del Rey, nacido en la localidad de Guijuelo en el año 1915, con dibujos, carboncillos, apuntes y estudios entre los que coexistían ejemplos tempranos y obra tardía. Continuar leyendo “Andrés Abraido del Rey, retrato de lo cotidiano”

Timbres españoles en textos y legajos antiguos

ffff
El papel sellado aparece en 1637 bajo el reinado de Felipe IV el Grande

La ocupación de Breda, uno más de los reveses que acumulaba el Imperio español, coincide en el tiempo con la implantación en nuestro país del papel sellado.

La costosa y sangrante guerra contra los Países Bajos, el mantenimiento de las colonias de ultramar y los frentes de conflicto latentes en el continente y en las mismas fronteras impulsan al Rey Planeta a establecer una regulación pionera en el orbe, destinada a autentificar y validar los textos y, sobre todo, a incrementar los recursos de la corona vía impuestos indirectos. Continuar leyendo “Timbres españoles en textos y legajos antiguos”

Cromos, de los orígenes al firmamento de Hollywood

Pliego de cromos de la firma británica Mamelok Press
Pliego de cromos inspirado en el mundo de la navegación y editado por la firma británica Mamelok Press

Un siglo antes del nacimiento del cinematógrafo aparecen varios productos comerciales de entretenimiento infantil que emplean el papel como soporte.

Artículos de manufactura artesanal para un público acomodado como los teatros victorianos, los pliegos de imágenes para montar -originarios de Francia y dedicados a figuras egregias, soldados, muñecas y personajes de cuento-y las primitivas estampas de diversa factura acabadas en blanco y negro. Continuar leyendo “Cromos, de los orígenes al firmamento de Hollywood”

Libros infantiles ilustrados y manuales de escuela (II)

ddddddddddddd
‘Popeye y la bruja de los siete mares’. Libro desplegable editado por Molino a finales de los años treinta e ilustrado por E. C. Segar. Estos ejemplares -complejos trabajos de papiroflexia-gozan hoy de gran popularidad

A principios del siglo XIX el sector editorial en España se reducía a contadas empresas y la oferta de ejemplares juveniles e infantiles y, sobre todo, volúmenes escolares de grado elemental era muy escasa.

Las cartillas, silabarios y títulos religiosos aún constituían la base de la enseñanza pero, poco a poco, otros manuales se incorporan a este utillaje pedagógico que apenas se empleaba en el aula ya que el maestro era la fuente de la que bebían los alumnos lo que frenaba la demanda de nuevos contenidos, autores y editores. Continuar leyendo “Libros infantiles ilustrados y manuales de escuela (II)”