La calculadora mecánica de los Talleres Vaucanson

Vaucanson es un vocablo que da nombre a diferentes calles, escuelas, centros de formación profesional y entidades públicas de Francia.

El ilustre apellido pertenece a Jacques, ingeniero de origen humilde, inventor, constructor de autómatas, amante de la relojería e impulsor, al servicio de Luis XV, de la revolución industrial en el sector textil con la introducción de los primeros telares automáticos y el desarrollo de la tecnología de las tarjetas perforadas.

Personaje popular en el país galo, su patronímico fue la denominación comercial escogida por los Talleres Vaucanson (Ateliers Vaucanson), una firma fundada a principios del siglo pasado en la villa de Saint-Aubin-le-Cauf cuya historia hace honor a la leyenda del creador de las revolucionarias figuras mecánicas del Flautista y el Pato.

Fachada de la factoría de ladrillo de la compañía francesa Vaucanson. Fuente: Museo de Relojería de Saint-Nicolas-d’Aliermont
Fachada de la factoría de ladrillo de la compañía francesa Vaucanson. Fuente: Museo de Relojería de Saint-Nicolas-d’Aliermont

La empresa aparece en el mercado en febrero de 1914 al tomar el control de Lamazière et Bunzli, casa centrada en la producción de relojes, fonógrafos y aparatos fotográficos y cinematográficos que poseía talleres en la localidad de la Alta Normandía, en el área de la pedanía de Blesdal, y delegación abierta en París.

La nueva sociedad anónima, con un capital inicial de dos millones de francos, se dedica a la explotación, instalación y comercialización de instrumentos de precisión mecánicos y eléctricos y en sus comienzos, coincidiendo con el conflicto bélico mundial, fabrica también componentes de obuses y material militar.

Trabajadores de la empresa en las casas del complejo fabril. Fuente: www.lagenealogie.com
Trabajadores de la empresa en las casas del complejo fabril. Fuente: www.lagenealogie.com

En 1917 traslada su sede a la cercana población de Saint-Nicolas-d’Aliermont donde edifica una moderna y céntrica planta fabril de 4.800 metros cuadrados, de líneas sobrias y racionales, y una ciudad de trabajo con viviendas de ladrillo para empleados diseñada por el conocido arquitecto Georges Thurin.

Una apuesta importante para una compañía de concepción modesta que deseaba crecer y competir en el extranjero pero que vivía en un país que desde finales del siglo XIX había perdido el pulso y el liderazgo en materia de innovación e industrialización frente a Estados Unidos, Alemania, Suiza y el Reino Unido.

La nación, referente pasado en ese ámbito con la Pascalina de Blaise Pascal o el Aritmómetro de Charles Xavier Thomas de Colmar, sufría un retraso en materia de mecanización de oficinas y centros laborales y no existía una demanda interna relevante de aparatos (sumadoras, máquinas de escribir, instrumentos de contabilidad…) por parte de particulares, sociedades e instituciones estatales que estimulara la implantación de una estructura corporativa robusta.

SumadoracalculadorafrancesaVaucansonHierro fundido

La situación del incipiente sector de la computación bajo el gobierno de la III República, a pesar de las protecciones arancelarias y las restricciones a las importaciones, era todavía más complicada y difícil que la de otras ramas de precisión y pocas compañías autóctonas como Vaucanson mantenían el tipo en un mercado dominado por referencias foráneas como la Brunsviga, la Muldivo, la Triumphator o la Odhner.

La trayectoria de los Talleres es una rara historia de éxito a lo largo de casi cuatro décadas gracias a un catálogo diversificado de productos industriales dirigidos a sectores diferentes y con necesidades específicas.

Detalle de una patente registrada por la casa gala en torno a un mecanismo para conectar el dispositivo de conteo. Fuente: http://www.rechnerlexikon.de
Detalle de una patente registrada por la casa gala en torno a un mecanismo para conectar el dispositivo de conteo. Fuente: http://www.rechnerlexikon.de

Un tiempo en el que venden relojes de sobremesa electromagnéticos, elementos para cinematografía, cajas negras y grabadoras Flaman para los ferrocarriles galos (SNCF).

Además de piezas para automóviles en colaboración con Pierre Marchal, equipos ópticos, y, en el caso que nos ocupa en esta entrada, calculadoras mecánicas de excelente factura.

El modelo creado por la marca, del que existen varias versiones con ligeras variaciones (A, AVA13, AVA20, AVB13, B, B1, BZ, BZ1, D), se lanzó por primera vez en los años veinte y se convirtió en uno de los más populares durante los decenios posteriores.

SumadoracalculadorafrancesaVaucansonHierro fundidoFotoadicional1

Se trataba de una máquina realizada en hierro esmaltado en negro, con componentes de metal plateado y baquelita y letras y números en acabado dorado grabados en relieve sobre la superficie, que se basaba en el principio de la rueda de dientes variables.

Detalle del funcionamiento del sistema de rueda de dientes variables diseñado por Odhner. Fuente: www.prehistoriadelainformatica.com
Vista lateral del funcionamiento del sistema de rueda de dientes variables diseñado por Willgodt Theophil Odhner. Fuente: www.prehistoriadelainformatica.com

Este sistema mecánico, patentado por el empresario sueco Willgodt Theophil Odhner, funcionaba con un disco central -sobre el que se asentaba una corona giratoria movida por una palanca-que engranaba con unas ruedas dentadas, y su concepción compacta hizo que se implantara en muchas máquinas de prestigio como Berolina, Lipsia, Rema, Marchant, Walther o Chateau.

SumadoracalculadorafrancesaVaucansonHierro fundidoFotoadicional2

La Vaucanson primitiva montaba una palanca / molinete lateral, una base rectangular con apoyos de goma, un indicador central para cambiar el tipo de operación a realizar (multiplicar / dividir), siete tiradores correspondientes a otras tantas filas de números del 0 al 9 y un carro inferior con rueda para desplazarlo y manivelas en los extremos.

Estampada con la leyenda Ateliers Vaucanson París, la identificación de la serie, el modelo y el logotipo diagonal -las versiones siguientes muestran también una chapa o cincelado alusivo a Onis France-, pesaba cinco kilos de peso y medía unos 32 centímetros de longitud.

Permitía realizar cuatro operaciones aritméticas básicas -para las multiplicaciones y divisiones usaba el método de sumas y restas repetidas-, y se convirtió en una opción válida y práctica para ahorrar tiempo en los despachos y centros de trabajo.

SumadoracalculadorafrancesaVaucansonHierro fundidoFotoadicional4

En versiones posteriores crece de tamaño y peso, incrementa la capacidad de entrada de información hasta diez dígitos, ocho para el contador y trece para el totalizador, y aparece con una tercera manivela en la parte superior para poner a cero el nuevo display que registra la cifra que vamos marcando.

Se comercializa también en color verde oliva y, a veces, con campana protectora e incluso, en modelos tardíos, bajo la enseña Pascal y la firma  Y. A. Chauvin París.

Sólida y elegante, equipaba una tecnología fiable y precisa y su producción otorgó prestigio y beneficios a la casa del cantón de Envermeu.

SumadoracalculadorafrancesaVaucansonHierro fundidoFotoadicional5

Básicamente opera usando los tiradores para determinar los valores -que en este tipo de máquina se contabilizan en la ventana situada en el nivel más elevado-, el indicador para elegir la operación y la manivela para ejecutar la cuenta, cuyos resultados van apareciendo en los dos registros numéricos situados en la parte inferior del artilugio que, al igual que el resto, se controlan con las manivelas laterales y el molinillo central.

En las imágenes que ilustran el post podemos observar varios detalles del modelo AVA13, quizás el más raro y deseable de los manufacturados por la firma, un valioso ejemplo de tecnología antigua de escritorio y despacho.

Instrucciones de la calculadora manufacturada por los Talleres Vaucanson
Instrucciones de la calculadora manufacturada por los Talleres Vaucanson

Las calculadoras de la marca francesa, que en sus momentos álgidos llegó a sumar un capital fundacional de 150 millones de francos, se dejaron de fabricar a mediados de los cincuenta cuando se reconvierte en proveedora de componentes para telefonía y telecomunicaciones tras ser adquirida por la casa sueca Ericsson, iniciando una nueva andadura empresarial que la mantiene operativa hasta los años noventa.

Artículos e ideas originales para sorprender regalando
Artículos e ideas originales para sorprender regalando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *