Prensas zoomorfas en las boticas del siglo XIX

Lagarto de farmacia de factura europea datado a finales del siglo XIX

Entre los múltiples útiles de interés que albergaban las boticas decimonónicas, algunos considerados hoy en día preciadas antigüedades de farmacia, resaltan las excéntricas y curiosas prensas para tapones de corcho diseñadas con atractivas formas de animales exóticos.

Los profesionales de las farmacias, cuyas bases modernas empiezan a asentarse durante el siglo XVIII y XIX, acogieron con gran satisfacción la invención del tapón de corcho, que nace alrededor de 1830, y el posterior desarrollo de las primeras prensa-corchos destinadas a los laboratorios y el uso farmacéutico.

Estos artilugios, realizados con metales pesados y sólidos como el hierro fundido, el bronce o las aleaciones de cobre para cumplir su función con eficiencia, permitían al boticario evitar un arduo esfuerzo al introducir los tapones de distinto grosor en las botellas y frascos de cristal utilizados para guardar los tónicos, ungüentos y preparados.

Detalle de la apertura de la unidad, con dos cuerpos metálicos unidos por bisagras

En aquella época el vidrio de óptima calidad (verde, incoloro, rojo y opalino) era el material contenedor más usado, por encima de la porcelana y la cerámica, mientras que para mantener la hermeticidad de la solución se optaba por tapones de corcho fino, impermeable, flexible y poroso, que había que machacar antes de insertarlos en la boca de la pieza.

Las prensas, un recurrente regalo publicitario de las distribuidoras de medicamentos y las firmas comerciales a los dispensarios, cubren una necesidad del farmaceútico y su presencia, atornilladas en los mostradores de las boticas, se generaliza durante el siglo XIX y los inicios de la centuria pasada hasta que el corcho se sustituye por nuevos compuestos más asépticos.

Publicidad francesa de prensa-corchos para boticas con formas de animales

Con estos artículos es posible comprimir los tapones, que solían hervirse o escaldarse en agua caliente para reblandecerlos antes de fijarlos en la prensa y reducir su diámetro para ajustarlos a la boca de los recipientes.

Cuando se secaban el corcho se expandía y el preparado quedaba cerrado herméticamente y a salvo del deterioro y los contaminantes.

Orificios cilíndricos para los tapones

Constan de dos partes metálicas, unidas con bisagras, que se abren por la mitad y tienen las caras interiores estriadas y con acanalados cilíndricos adaptables a diversos tamaños de tapones. El mango con el que aplicar fuerza suele ser en los zoomorfos la cola del animal.

El artículo, que aúna funcionalidad y ornamento y aparecía en todos los catálogos profesionales del ramo, presenta diversas variantes.

Se mueve, según el fabricante, en una escala de pesos que va del medio kilo a los cuatro kilogramos y el tamaño de la pieza oscila entre 23 y 35 centímetros de longitud.

Modelo antiguo con apariencia de lagartija

Por regla general aparecen con el material sin trabajar aunque, los más cuidados, vienen pintados, patinados o esmaltados y suelen tener agujeros perforados en las patas para asegurarlos a una base de madera o mármol y facilitar la tarea durante el funcionamiento del aparato.

Los coleccionistas y aficionados a las prensas y las antigüedades de farmacia buscan, como hemos dicho, los de animales.

Vista frontal de la unidad con la cabeza erguida y la cola levantada

Las versiones de cocodrilos y serpientes resultan las más habituales en el mercado aunque es viable también encontrar perros, salamandras, lagartos y camaleones en diferentes actitudes (con la boca abierta o cerrada, sumisos o amenazantes, estáticos o en movimiento…).

La elección de estos animales no es casual y responde a cuestiones dispares y un tanto simbólicas.

Referencia con forma de cocodrilo

El cocodrilo se emplea porque el poder de su mandíbula se asocia con la función del objeto y también porque era frecuente ver a los de pequeño tamaño disecados y colgados en la botica como elemento exótico y como arquetipo del conocimiento oculto.

La serpiente es un motivo recurrente

Por su parte, la serpiente es el reptil del caduceo farmaceútico y aparece en las representaciones de Asclepios, el dios de la medicina. Está relacionada con el arte de la sanación, la fertilidad y la vida y su veneno puede ser curativo y mortal como la mayoría de las medicinas.

Unidad con forma de serpiente

La salamandra, de la que se decía que vivía en el fuego sin ser consumida, simboliza la capacidad de regeneración de los órganos y el sueño de inmortalidad que nos pueden traer los avances médicos, científicos y farmacológicos.

En cuanto al camaleón, uno de los más inusuales y magnéticos como pieza ornamental, su visión curiosa que todo lo cubre representa la necesidad de permanecer siempre alerta, informado y aprendiendo.

Prensa-corchos con apariencia de camaleón

Por último, la forma del perro puede deberse a que desde la mitología griega se plasma como el compañero fiel, leal e inseparable del hombre, virtudes que, salvando las distancias, son aplicables al boticario.

Unidad que representa a un perro

Además de los manufacturados por las casas de productos higiénicos y de farmacia para regalar a sus clientes (Cotoflex, Truelle Frères…) muchas firmas del sector y de otros ámbitos industriales fabricaron prensas de tapones de corcho para boticas y laboratorios.

Algunas fueron la francesa Léon Quillet, dedicada a los suministros para comerciantes, y las fundiciones británica y austriaca A. Kenrick & Sons y Luber Guss.

Los precios de estas antigüedades técnicas y de botica oscilan entre los 200 y los miles de euros dependiendo de su originalidad, rareza, belleza, exclusividad y estado de conservación.

La prensa de farmacia que os presentamos en esta entrada y podéis encontrar en el catálogo online de nuestra web data de finales del siglo XIX y está realizada en hierro fundido policromado en presentación verde y gris.

La pieza está realizada en hierro policromado en acabado bicolor verde gris

De fabricación europea, luce forma de lagarto, con la cabeza erguida y la boca cerrada, y tiene capacidad para operar con cuatro diámetros de tapones.

El aparato, idóneo para los amantes de los objetos decorativos, las piezas insólitas y las máquinas antiguas, mide 28 centímetros de largo por 11,5 cm de alto y 11 de ancho y cuenta con un peso cercano a los tres kilos.

Lleva las patas agujereadas y tiene la cola larga y levantada, lo que facilita el agarre al presionar, y un cuerpo trabajado con escamas en su parte superior.

Las patas están agujereadas para fijarlo a un mostrador o superficie de madera / mármol

Un espectacular y bien conservado, salvo por algunos puntos de óxido, modelo de prensa-corchos zoomorfo, con una factura y unos acabados dignos de los mejores modelos de su categoría.

Siguiendo la moda de estos ejemplares, reputadas casas de cerámica incluyeron en sus colecciones lagartos de farmacia decorativos, pintados y ornamentados, como la singular pieza de loza de Alcora fabricada alrededor del año 1800 que aparece bajo estas líneas.

Lagarto de farmacia de loza de Alcora. Fuente: http://www.torrecid.com/museum

La decoración de las prensa-corchos, también las hay con forma de lagartija, puede incluir caducéos y más raramente hojas de vid y motivos relativos al vino, así como personajes, guerreros, dioses o pequeños animales en la base.

Detalle de la cabeza del lagarto de farmacia

Su entrada en desuso fue originada por la supresión del corcho pero su robustez ayudó a que muchos ejemplos llegaran hasta nuestros días, lo que nos permite apreciar el cuidado que los fabricantes de antaño ponían en hermanar las necesidades prácticas y la belleza en algunos de los útiles manufacturados en sus talleres.

Hasta el punto que artículos de uso cotidiano y rutinario como las prensas de farmacia para tapones de corcho resultan hoy sumamente atrayentes para muchas personas que desean hacer una nueva colección de objetos antiguos.

Y también para los que buscan un elemento decorativo que llame la atención y resulte curioso, desean una pieza de botica de época para sus negocios o simplemente se dejan seducir por las líneas de un objeto peculiar, simple y eficaz pero también estimulante y seductor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.