Fabricantes y marcas históricas de mecheros antiguos (II)

Unidad manufacturada por la prestigiosa marca helvética Thorens

Con la entrada de este mes de noviembre cerramos la lista de fabricantes y marcas históricas de encendedores antiguos:


  • S.T. Dupont París: Para iniciar la historia de la casa gala hay que remontarse a principios del siglo XIX cuando la familia Tissot poseía un molino junto a un puente (en francés dupont) en la localidad de montaña de Arcier. En 1848 un miembro, François, probó fortuna en París colaborando con el famoso fotógrafo Cremiere y al morir éste se convirtió en el titular del negocio y fue nombrado fotógrafo oficial de la corte. Para ampliar su actividad recurrió a su sobrino Simon y lo nombró su asistente y de la unión surgió el nombre de la compañía: Simon Tissot Dupont. Tras varios años redirigen la actividad hacia el sector de la peletería artesanal y los accesorios de viaje, piezas que se convierten en las favoritas de las clases adineradas y lanzan la firma al estrellato. En la década de los treinta desvelan su primer encendedor, un suntuoso encargo de oro realizado para el Maharaja de Patiala dentro de un neceser de viaje a juego. Al finalizar el conflicto bélico en Europa y ante la gran escasez de pieles deciden producir mecheros a escala industrial. Esos modelos de los años cuarenta estaban acabados en latón y eran de gran calidad pero, de nuevo, los problemas de suministros les llevan a reinventarse y presentan una versión con caja en aluminio.
    Modelo con estuche de la casa gala Dupont

    En los cincuenta lanza su primer encendedor de gas y desde finales de la década inicia un camino, siempre ascendente, en busca de las máximas cotas de perfección y calidad tanto en los acabados como en los componentes y soluciones técnicas. Sus diferentes series incluyen modelos de bolsillo y sobremesa y son muy buscadas las unidades que incorporan motivos decorativos con laca de china o determinados patrones ornamentales como la punta de diamante. La marca, conocida en todo el mundo, es, sin duda alguna, una de las más sólidas, relevantes y con futuro del ramo. Marca sus piezas con combinaciones alfanuméricas grabadas en la base.

  • Elgin-Otis: Activa entre 1920 y 1940 y fruto de la unión de la compañía relojera con la marca de encendedores Otis. Se trata de modelos de alta gama de estilo Art Decó y rematados en plata de ley con esmaltes a juego. Aparecen también ligados a pitilleras o como piezas de escritorio con tabaqueras.
  • Evans: Constituida en 1917 en Massachusetts y dedicada los tres primeros años a la fabricación de bolsos y marroquinería, entra con fuerza en el mercado de los encendedores en la década de los veinte y destaca enseguida por la sobresaliente calidad de sus modelos de bolsillo y sobremesa. En los cincuenta lanza una preciosista serie de estilo Art Decó, muy buscada por los coleccionistas. La marca, con delegaciones en las principales ciudades americanas, es muy apreciada por los entendidos por su búsqueda constante de formas originales para sus productos que la diferencien de la competencia. Su línea de mecheros automáticos para escritorio y despacho destaca sobremanera, con acabados en plata y metales chapados combinados con grabados vegetales y geométricos y aplicaciones de esmalte, madreperla, pedrería, baquelita o piel.
    Encendedor de sobremesa de la firma Evans fabricado en los años cincuenta

    Diseños cilíndricos y en forma de jarrón, huevo Fabergé o lámpara de Aladino y mecanismos fiables y muy prácticos. Produce también combos (encendedor y caja de música y pitillera, reloj y mechero), sets de encendedor de sobremesa y dispensador / caja de cigarrillos y una línea de mecheros para dama. Cesa su actividad en 1960 aunque llega a comercializar algún modelo de gas butano.

  • Flamidor / Flaminaire: Arquetipo de marca artesanal obligada por el éxito a transformarse en industria de masas. Su impulsor, Genaro Quercia, abrió en 1890 un taller en París centrado en la factura de objetos eclesiásticos con metales preciosos, finos acabados y elegante diseño. Cuando conoce el invento de la piedra, dirige, con gran visión empresarial, su negocio hacia la fabricación de encendedores de fricción de tipo rascador y luego mecheros modernos, con mecanismo de piedra y rueda dentada y alimentados con gasolina. Uno de sus aciertos fue poner un nombre a su creación, cuando en aquella época lo que se estilaba era inscribir el nombre o las iniciales del taller, un detalle que aportó un aura diferente a su producción. En 1908 nace la firma Flamidor (llama dorada en francés) y tres años después desvela el Briquet Parisien, una pieza de plata y oro que se mantiene años en catálogo. Ofrecía una garantía de 36 meses y había modelos con tapadera extraíble y cuerpo estrecho, con o sin mecha lateral, y otros con tapa de apertura semiautomática y forma cuadrada. A mediados de los años treinta, con la empresa ya convertida en la mayor del país, muere el fundador y las riendas pasan a manos de su hijo, Marcel Quercia, que la mantiene a la cabeza del sector con modelos innovadores.
    Publicidad de mecheros de la marca Flamidor

    En 1947 presenta el primer encendedor de sobremesa de gas butano, el costoso Gentry, que garantizaba 18 meses de funcionamiento ininterrumpido, al que seguirá un ejercicio después, el Crillion, un mechero de bolsillo con la misma tecnología. Otros modelos destacados son el Galet, el primer mechero automático de gas, y el Commodore ya en la década de los sesenta. En esos años, los encendedores de gas, que al principio trabajaban con tanques de uso único que debían sustituirse, empezaron a incorporar mecanismos de relleno y, más tarde, sistemas de carga estandarizados para culminar en los baratos mecheros desechables de Cricket y Bic.

  • Golden Wheel: Opera en las décadas doradas del sector y realiza una amplia gama de encendedores con precios escalonados desde lo más económico a modelos de excelente acabado como los de martillo vestidos con piel y diseños geométricos, los dotados de relojes y los que lucen patrones y grabados decorativos mixtos y en contraste.
  • Hahway: Casa alemana que fabrica interesantes mecheros de plata y metal chapado en las primeras décadas del siglo XX. Lucen grabados guilloché, motivos de escudos o portaretratos.
  • Imco: La firma austriaca, dirigida por J. Meister & Company, surge en 1907 como manufactura de botones para encaminarse, tras la Primera Guerra Mundial cuando el mechero ya se había impuesto como un artículo rentable a nivel comercial, hacia la fabricación de encendedores. Sus primeros diseños eran algo toscos pero poco a poco pulió esos defectos para lanzar en la década de los veinte una serie de seis unidades dotadas de un revolucionario sistema cortavientos que le aportaron buenos réditos.
    Stand publicitario de la casa austriaca Imco

    Otros modelos sobresalientes fueron el conocido Triplex, el Saleri decorado con un grabado de palmeras (1930) y el Solo, que inicia su andadura en 1936 y presenta formas Art Decó. La empresa también presta su saber hacer a otras casas comerciales y les produce diferentes series de encendedores pero nunca cede la comercialización de su propia marca. Entre sus artículos, hay algunos muy coleccionables como ‘el martillo’ (1940), en dos tonos de metal y decorado con guilloché, y la pistola Junlite (1948), en metal satinado y mango reforzado con plástico duro. La compañía lanza también algunos modelos de cocina a finales de los sesenta.

  • Kaschie: La marca alemana produce modelos de sobremesa y bolsillo de buena calidad y acabados atractivos. Emplea el latón y los metales chapados y su tecnología es de primer nivel. Son genuinas sus piezas automáticas de los años treinta con forma de radiador de coche y delicados cincelados y detalles esmaltados aunque también elabora unidades un tanto sorprendentes con apariencia de vela imitando diseños antiguos.

    Modelo de sobremesa con forma de radiador de automóvil de la marca alemana Kaschie
  • Karl Weiden (K.W.): Fabricante germano autor, en los años treinta y cuarenta, de piezas semiautomáticas bastante selectas y originales de plata y vermeil con apariencia de granada y escenas de personajes en relieve.
  • Lancel: La firma es una genuina representante de la escuela francesa, siempre situada en los primeros lugares cuando hablamos de estilismo y excelencia en la manufactura de encendedores de gasolina y gas. Creada en 1876, es una compañía familiar que pervive hasta mediados de los años sesenta del pasado siglo y que se inicia, como muchas otras, con la venta de pipas y artículos para fumadores para ampliar posteriormente su campo de acción a la peletería y el sector de los encendedores. Edifica una fábrica ex profeso y en 1928 debuta con modelos de alta gama en plata, oro y laca de China con mecanismos de encendido automático.
    Elegante encendedor de Lancel

    Son muy conocidos tanto sus mecheros de bolsillo como sus encendedores de sobremesa con relojes incorporados.En los cincuenta se suma a la tendencia gasista y presenta su primera versión con esta tecnología que conserva los parámetros de diseño de su división de gasolina. Sus productos, con un toque chic y orientados a ambos sexos, se dirigían a un público elitista y refinado que apreciaba los formatos con pocos pero cuidados motivos ornamentales.

  • Myflam Metallwaren GmbH: Enseña germana fundada por Heinrich Maltner que fabrica encendedores de bolsillo y sobremesa. Son conocidas sus piezas de plata trabajadas con escenas de taberna y muchos personajes en relieve.
  • Myon & Vinci: Myon es una manufactura francesa, fundada en 1919 y con fábrica en las cercanías de Suiza, muy conocida por sus trabajos para Flamidor y Flaminaire con quienes interactúa desde sus inicios. Para estas casas diseña varios encendedores de gama alta en una relación de estrecha colaboración. Algunas de sus creaciones son el Multifun (1938) y el Vinci Pars (1980).
  • Negbaur: Casa estadounidense que manufactura bellos modelos automáticos y figurativos de sobremesa entre 1930 y 1950 desde caballeros, figuras de ajedrez y aviones hasta bolsas con palos de golf y cañones, una de sus especialidades. También hace mecheros eléctricos de baquelita con batería como el Mystic Torch (1942).
  • Orlik Lighters: Creada en 1899 como fabricante de pipas, entra en el mercado de encendedores en torno a 1916 con piezas realizadas en Estados Unidos y también en el Reino Unido. Se le pierde la pista a partir de la década de los cuarenta. Vende mecheros de bolsillo para hombre y mujer y sus piezas son sencillas aunque tiene ejemplos con cobertura de piel y chapados en oro con esmaltes.
  • Polo Lighters:
    Referencia de la marca británica Polo

    Marca británica famosa por los encendedores de martillo lanzados entre 1930 y 1950 en metales chapados y ornamentados con guilloché y apliques en algunos casos.

  • Revolt: Casa austriaca que fabrica encendedores muy coleccionables en los inicios de la pasada centuria. Algunas de sus piezas tienen un espacio frontal para colocar una fotografía e intrincados cincelados.
  • Ronson: La casa americana fue fundada a finales del siglo XIX por Louis V. Aronson quién descubrió y patentó el plateado electrolítico. Su primer nombre fue Art Metal Works y estaba establecida en Nueva Jersey. Fabricaba artículos muy diversos como candelabros, lámparas, ceniceros o cajas siempre bañados en oro o cromo. En 1913 comienza su andadura en el ramo de los encendedores con el modelo Wonderliter que montaba un mecanismo con un brazo de metal con mecha impregnada en gasolina que al frotarlo con una tira de ferrocerio generaba chispas y la consiguiente llama. La misma solución equipa su diseño en forma de lapicero de 1919. A finales de la siguiente década, ya bajo la denominación comercial actual, desvela el primer mechero automático, el Banjo, que innova con su encendido mediante presión vertical. A un toque descubría la mecha, giraba la rueda y se producía la ignición. Tuvo una aceptación increíble y fue empleado en otras series.
    Publicidad de mecheros Ronson

    El éxito permitió a la marca ganarse un sólido prestigio que aprovechó para lanzar diversos encendedores de bolsillo y sobremesa con referencias muy bellas y singulares (Princess, Standard, Adonis…). Es una de las firmas que arrastra más coleccionistas a lo largo y ancho del planeta y su lista de modelos a seguir es amplia (Divan, Premier, Cadet, Varatronic, Eurolite…). Sus colecciones, sofisticadas, de buen gusto y en su mayoría de gama alta, ofrecen también opciones para bolsillos menos adinerados y emplean materiales nobles pero también compuestos más asequibles para competir en todos los nichos de mercado. Es responsable de inventos notables como el primer encendedor de gas recargable y de llama ajustable, el primer mechero de plástico o el primer mecanismo de chispa electrónica.

    Serie de Ronson con estuche a juego

    Sus colecciones más aplaudidas son las figurativas con motivos como leones, bulldogs, monos, siluetas femeninas y tanques y también sobresalen sus exquisitas líneas art decó en combinación con pitilleras, los encendedores bolígrafo de plástico y metal y sus sofisticadas creaciones para escritorio (Pingüino, Barman…). Otras piezas deseadas son las que huyen de las formas convencionales y atraen al primer vistazo gracias a sus trazados inusuales, las que plasman contornos que nos recuerdan a los coches clásicos de la época y las imaginativas (elefantes, corazones, timones, barriles, chocolateras…).

  • Rowenta: La firma alemana es la típica marca ajena al ramo que en un momento determinado, constatando que el producto funciona bien entre el público, decide adjuntar los encendedores a su catálogo comercial. Nace en 1884 centrada en el sector metalúrgico y es fruto del esfuerzo conjunto de tres socios. En 1909 una de las partes, Robert Weintraud, pone en marcha la sociedad que luce el nombre actual que además de manufacturar equipos eléctricos diseña estilográficas, polveras y un sinfín de piezas marcadas por su tecnología puntera. Tras la Segunda Guerra Mundial comercializa los primeros mecheros dotados de un novedoso mecanismo de disparo automático, línea de trabajo que continúan en etapas posteriores buscando siempre recursos técnicos y electrónicos imaginativos sin perder nunca de vista la calidad. Su serie de mecheros de la década de los sesenta incluye muchas referencias interesantes como el Electronic de sobremesa, el Snip y el Petit.
  • Saffa: Si hablamos de encendedores italianos no podemos dejar de citar a esta histórica marca milanesa cuyos origenes se remontan a 1871. Fue entonces cuando el industrial Giacomo de Medici creó las Fábricas Reunidas de Fósforos en Pontenuovo di Magenta, una sociedad que entra en el sector en los años treinta al convertirse en la propietaria de la Unión Nacional Italiana de encendedores de Turín. Sus modelos de esa época carecen de ornamentos significativos. Responden a nombres como Dux o Imperio pero entre las treinta referencias que ideó a lo largo de su trayectoria hay algunas piezas originales y curiosas. Un ejemplo sería el Saffa 10 (1968), lanzado dentro de la colección de gas que la enseña inició en los cincuenta con el modelo Vulcano, o las unidades equipadas con relojes.
  • Scripto: Comienza su producción en la década de los cincuenta y se hace un hueco con sus económicos encendedores transparentes que se popularizan entre los coleccionistas gracias a una gran variedad de motivos y colores y a una meditada estrategia publicitaria.
    Modelo transparente del fabricante americano Scripto con motivo de Pin Up

    La sociedad, fijada en Atlanta (Georgia), emplea pescadores, cazadores, jugadores de baloncesto, caballos, coronas e inserciones publicitarias para decorar la unidad que permite mirar a través de su cuerpo.

  • Thorens: Una de las marcas históricas más sobresalientes, por la notable herencia que legó al sector, fue la suiza Thorens marcada desde sus inicios con el sello de la calidad y la precisión que caracteriza al país helvético. Hermann Thorens, un empresario visionario, la fundó en la ciudad de St. Croix y la convirtió en un referente dentro de la industria de los movimientos mecánicos, los aparatos musicales, los fonógrafos, los gramófonos y las cajas de música. Sin embargo, la casa hizo una excepción en su producción y durante un corto periodo de tiempo manufacturó encendedores. En 1913 sacó su primer modelo que, al igual que sus creaciones posteriores, venía marcado por su complejidad mecánica y sus opciones de personalización estética.
    Sobrio modelo de Thorens

    Los coleccionistas persiguen principalmente las unidades fabricadas entre 1920 y 1950, tanto de sobremesa como de bolsillo, con acabados inspirados en el Art Decó. La marca abandonó el sector a mediados de los sesenta pero patentó soluciones imaginativas como los mecanismos de presión en muchos diseños dotados con botones laterales de ignición automática que tuvieron que reforzarse con un seguro roscado para evitar accionamientos fortuitos. El catálogo de Thorens es muy rico y sus modelos (Masterpiece, Vendette…) una de las cumbres del diseño clásico de encendedores de gasolina.

  • Treibacher Chemische Werke (T.C.W.): Es la fábrica vienesa constituida en 1907 por el científico austriaco que patenta la piedra, Carl Auer Von Welsbach, para producir su aleación de cerio y hierro. La enseña no fabrica mecheros en sus instalaciones aunque sí lo hace a través de otras sociedades usando su marca. Esta práctica, común en aquellos años, la emplean también otras conocidas firmas del ramo.
  • Tiktak: Enseña austriaca que diseña algunos mecheros curiosos en forma de reloj de bolsillo con corona y rematados en metal plateado con detalles de esmalte de colores.
  • Triangle: Firma estadounidense que opera entre 1928 y 1940 y ofrece productos de factura impecable, especialmente las variaciones de reloj y encendedor con mecanismo de martillo elaboradas con metales chapados.
  • Viceroy: Empresa británica que realiza encendedores elegantes con mecanismos fiables y materiales preciosos como el oro y la plata.
  • Zippo: La fábrica norteamericana, Zippo Manufacturing Company, convertida en un mito actual gracias a una multiplicidad de factores, nace en un taller de Pennsylvania que compra George G. Blaisdell y, en menos de un año, comienza a edificar su leyenda dentro del sector de los encendedores de gasolina. La idea de su fundador era crear un mechero bonito y fácil de usar pero a la vez sencillo de fabricar intentando ofrecer la mejor calidad con precios ajustados. Parece ser que adquirió los derechos de un modelo austriaco (El Cyclon) que mejoró hasta lograr un producto perfecto. El nombre del artículo viene de la fascinación que su creador sentía hacia el invento de la cremallera cuya denominación en inglés modifica y asume. En 1933, tras muchas pruebas y maquetas, vende sus primeras unidades en el mercado estadounidense. Estos mecheros, de caja cuadrada y aristas marcadas, eran cómodos de utilizar con una sola mano gracias a que la tapa estaba unida al cuerpo con una bisagra y contaban además con un práctico cortavientos que rodeaba la mecha.
    Serie promocional de la marca Zippo

    Realizados en latón cromado, su diseño se enriqueció, a los pocos meses de lanzamiento, con la inclusión de dos líneas transversales en las esquinas de la caja. Blaisdell apuesta además por una agresiva campaña publicitaria que desarrolla en diversos niveles y canales. En sus inicios emplea conductores de autobús para dar a conocer su producto a los usuarios durante los viajes de larga distancia, paga enormes cantidades por contratar páginas en periódicos y revistas o gasta fortunas en crear un automóvil publicitario con el habitáculo en forma de encendedor y una llama iluminada con neones. En este sentido, una de sus mejores ideas fue la presentación, en 1935, del Zippo promocional que puede personalizarse a gusto del cliente, con el logotipo de la compañía o el mensaje corporativo deseado.

    Encendedor clásico de la casa Zippo

    Esta iniciativa tuvo una gran acogida y pronto diversas empresas como Marlboro ligaron su marca al mechero que, un año después, recibe algunas mejoras. La bisagra pasa del exterior al interior, las líneas se redondean y ahora la estructura, base y tapa, se hace de una sola pieza eliminando el proceso de soldadura. Las necesidades de la guerra, con la prohibición del latón, obligan a la marca a reinventarse y lanza el Zippo Black Crackle, acabado en acero poroso barnizado en negro y dirigido, como la totalidad de la producción en esos años de conflicto mundial, a las Fuerzas Armadas que estaban encantadas con las bondades y dureza del accesorio capaz de trabajar con alcohol e incluso colonia.

    Serie limitada de Zippo con motivo de dragón

    La compañía prueba incluso, en su afán por innovar, con la tecnología del gas y a mediados de los ochenta desvela el nuevo modelo Contempo fabricado en Japón, que dura sólo dos años en producción y no despierta el interés del seguidor de la marca, orgulloso de los valores que le transmite el Zippo clásico. Un mechero creado bajo el lema de Blaisdell ‘construye tu producto con honestidad, permanece detrás de él al 100% y el éxito llegará’. Consta de 17 piezas -19 en el primigenio-y emplea acero inoxidable para el núcleo del mecanismo y latón para el resto de componentes salvo la rueda, el fleje de la leva y el resorte de la piedra que son de acero. También utiliza seda artificial para los ovillos del interior del depósito, fieltro para el cierre del fondo de la caja y fibra de vidrio para la mecha. El material de la rueda es uno de los secretos mejor protegidos de la casa americana. Sus técnicos aprendieron durante la guerra que esta pieza no ofrecía ni la experiencia de uso ni la longevidad esperada así que se destinaron importantes recursos para investigar la solución idónea hasta obtener la considerada mejor rueda del mundo, capaz de trabajar sin signos de fatiga durante un decenio. Otra de las claves del incontestable tirón del Zippo es su halo de indestructibilidad.

    Zippo y Harley-Davidson siempre han mantenido una estrecha colaboración y la marca ha lanzado diversas series de encendedores ligadas al mundo y la estética motera con éxito de ventas

    La casa garantiza la mecánica del modelo de por vida y en el raro caso que haya problemas lo repara gratis o manda uno nuevo en sustitución. Los icónicos mecheros llevan en la base una serie de marcas para identificarlos que conviene reconocer. Las primeras aparecen a finales de los años cuarenta en algunas líneas pero a partir de 1959 la codificación queda fijada y afecta a todos los modelos. Se emplean puntos, barras, letras, números romanos y desde el 2001 enmarcan el logotipo una letra para el mes de manufactura y un número arábigo para el año. La empresa, que actualmente tiene su sede en Bradford (Pensilvania), ha fabricado desde los años treinta nada más y nada menos que 400 millones de encendedores y produce cerca de 70.000 unidades diarias, lo que da una idea aproximada de la grandeza alcanzada por el sueño de Blaisdell.

  • Zunder: Firma alemana que elabora desde los años cuarenta encendedores de bolsillo y sobremesa en plata y metales chapados ornamentados con madrerperla, piel y cincelados y alimentados por gasolina y gas. Es muy conocido el modelo de los cincuenta grabado con el logotipo de la compañía de automóviles Mercedes-Benz.
Base firmada de una referencia de Zunder

Para finalizar os dejamos una lista de nomenclaturas de fabricantes de encendedores de los que carecemos de datos suficientes para incluirlos en la relación pero cuya identificación quizá os sirva de ayuda: Alair, Aurora, Auermetal, AWR, Bach, R. Blackington Company, Blitz, Bowers, Beacon, Capitol, Carlton, Clodion, Butabloc, Chase, Colby, Dandy, Diplomat, Emson, Firechief, Everflow, Everest, Eweol, Feudor, Fumalux, Galton, Gotham, Guinn, Harvey Avedon, Hold Heet, Honey, Hurricane & Helios, J.C.N. Company, Kem, Knapp, KW, Leader, Lektrolite, Magic Case, Marathon, McMurdo, Mayfair, Morrison, Morton, Napier, Nasco, Nassau, Noble, Omega, Olympic, Penguin, Premo, Quercia, R.K., Rama Spin, Rival, Rayno, Regel, Stesco, Team, Webster, Wright y Zenith.

Hoy en día, las marcas más conocidas por el gran público, a tenor de las encuestas que circulan por internet, son las firmas económicas Bic y Clipper y las emblemáticas Dupont, Dunhill, Ronson y Colibri, representativas de los grandes mercados de los encendedores antiguos de bolsillo y sobremesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *