El tamborilero y el órgano de la enseña Wolverine

dddd
El famoso tamborilero de la reconocida firma estadounidense Wolverine tiene dos versiones comercializadas en los años treinta y cincuenta del siglo pasado. La figura de la imagen superior corresponde a este último periodo

Wolverine, referencia ineludible dentro del selecto grupo de jugueteras clásicas e históricas, inicia su andadura a principios de la centuria pasada como una humilde manufactura de utensilios domésticos, objetos de cocina y pequeñas herramientas.

Establecida en el centro de la ciudad norteamericana de Pittsburgh, en el edificio Phipps Power, su producción abarca todo tipo de artículos funcionales desde abre-tarros y calzadores hasta recogemigas y soportes para escobas.

Unos orígenes un tanto espurios para una sociedad creada por Benjamin Franklin Bain y su mujer, Dora Elliott Bain Green -bajo el nombre de Wolverine Supply & Manufacturing Company-y autora de emblemáticos juguetes de corte realista y viveza cromática capaces de competir con casas del prestigio de Louis Marx y Julius Chein.

ddd
Identificación posterior con los datos del modelo, el número de patente y el nombre del fabricante

Reconvertida a partir de 1913, sus primeras referencias dirigidas al negocio del ocio infantil venían acabadas en estaño y acero prensado y estaban dotadas de sistemas con contrapesos operados con arena.

Su entrada en el sector se origina por azar, a raíz de un pedido fallido.

Una juguetera le encarga diseñar una gama de herramientas para un nuevo producto pero quiebra y eso obliga a Wolverine a idear una solución para dar salida a esos útiles por lo que decide lanzar su propia línea destinada a los niños.

Una aventura que inmediatamente se convierte en la principal fuente de ingresos e incita a Bain a tomar la decisión de encaminar sus pasos hacia esta lucrativa actividad.

La novedosa e imaginativa línea de juguetes cinéticos (Sandy Andy) obtiene un gran éxito comercial y se distribuye en las principales tiendas y almacenes de Estados Unidos.

Incluía plataformas, con carretillas, tolvas y muñecos, diferentes modelos de grúas y también molinos, instalaciones fabriles, rampas con vehículos y otras piezas con una gama de precios muy amplia que oscilaba entre los dos y los diez dólares.

Publicidad de las líneas de juguetes de arena y canicas
Publicidad de las líneas de juguetes clásicos operados con arena, canicas y bolas de acero que resultaron esenciales en el crecimiento y evolución de la marca

Su demanda y buena aceptación anima a la enseña a enriquecer su catálogo con la adición de la serie Marble Toys.

Juguetes mecánicos accionados con canicas y bolas de acero y rematados en brillante metal esmaltado multicolor, entre los que destacan las atracciones de feria con juegos de fuerza, los columpios y tiovivos, las series con vehículos y circuitos de carreras y los juguetes de azar y puntería.

En torno a 1918, con una posición cada vez más sólida dentro del mercado nacional e internacional, presenta su gama de juguetes específicamente diseñados para las niñas en una época donde el entretenimiento de los menores se regía aún con patrones sexistas.

Electrodomésticos de cocina de la casa juguetera
Electrodomésticos de cocina para niñas

La Feria del Juguete de Nueva York es el lugar escogido para dar a conocer una selección de tablas de planchar, lavadoras, frigoríficos, casas de muñecas, juegos de té y café, tiendas de comestibles, estufas, tarros, cocinas en miniatura, muebles, armarios y baldes diseñados en hojalata litografiada y con una amplia profusión de detalles.

Durante la década posterior, la febril actividad de la empresa no se detiene y su prestigio crece en la misma medida que se diversifican sus productos.

Presenta dos nuevas marcas comerciales, Sunny AndySunny Suzy, para dar cabida a todas las series de juguetes de factura reciente que no operan con canicas ni arena.

La primera enseña abarca referencias exitosas como el jugador de fútbol americano que patea una pelota o los carruajes mecánicos de payasos y animales mientras que la segunda aglutina los diseños de carácter femenino en cuyas hechuras la empresa sintetiza la experiencia adquirida en sus inicios corporativos.

Todo un compendio de piezas heterogéneas, dotadas de eficaces movimientos de cuerda y mecanismos de arrastre, rematadas en metal de buena calidad y grosor y embellecidas con sugerentes decoraciones estampadas a color.

El famoso Xilotone
El Zilotone, inventado y patentado por Howard N. Barnum, se comercializa en 1929 y trabaja con discos metálicos intercambiables de diversos temas

Hay una atractiva selección para elegir: aviones, barcos, trenes, coches, taxis, camiones, autobuses y submarinos, conviven con figuras humanas, animales, montañas rusas, tiovivos y saltadores de esquí.

Encontramos igualmente codiciadas carreras de caballos y competiciones de galgos y conejos, garajes y elevadores de vehículos, juguetes musicales de diversa complejidad, entretenimientos y tableros metálicos de sobremesa e incluso simpáticas sumadoras y calculadoras que nutren un rico y extenso catálogo capaz de satisfacer los gustos variopintos de cualquier cliente potencial.

La corporación sobrevive, sin aparente esfuerzo, a la Gran Depresión y a la Segunda Guerra Mundial y experimenta tiempos dorados, mejorando sus instalaciones y gozando de reconocimiento y popularidad gracias a la excelsa calidad de sus artículos.

Sus líneas primitivas de canicas y arena siguen seduciendo al gran público y se mantienen disponibles hasta la década de los cincuenta cuando la empresa desarrolla también unidades de carácter educativo y procura adaptarse a la irrupción masiva del plástico y a la feroz competencia de los juguetes extranjeros.

En 1962 modifica el nombre comercial por Wolverine Toy Company e inicia una paulatina decadencia que atrae los problemas financieros y conduce a su adquisición, en el cierre de la década, por parte de Spang Industries. Finalmente, todas las operaciones se trasladan al estado de Arkansas y la compañía queda reducida a la marca residual Today’s Kids.

IMG_7267
El órgano de juguete forma parte de la colección de referencias musicales de la casa Wolverine

Con esta entrada queremos ampliar un poco la información sobre la notoria firma -de la que dejamos un apunte en el listado publicado en el blog sobre las jugueteras europeas y estadounidenses-y exponer también unas breves pinceladas de dos interesantes ejemplos de su manufactura, el tamborilero y el órgano.

El denominado Drum Major, una figura histórica que instruía a los tamborileros en los ritmos empleados para comunicar mensajes a las tropas durante la batalla y alertarlas sobre el fuego enemigo y los movimientos del ejército hostil, sale al mercado a principios de los años treinta.

Se trata de una representación muy arraigada en el imaginario infantil que entronca con los juguetes más clásicos y tradicionales como los primeros tambores y baquetas y los soldados y las figuras de plomo.

hhhh
Patente original del Drum Major
hhh
Primera versión del Tambor Mayor con predominio del color amarillo, base rectangular y apoyo posterior

Es un icono recurrente que se plasma en multitud de referencias de Distler, Chein, Schuco, Disney o la española Geyper (Walky-Son) y también en las recientes réplicas de hojalata china y los disfraces que alegran los rostros de los más pequeños en Carnaval.

Fue patentado el 17 de diciembre de 1932 por Howard N. Barnum de Cleveland (Ohio), autor del también famoso y rentable Zilotone, y Wolverine adquiere los derechos y comercializa la primera versión al año siguiente a un precio de unos ocho dólares americanos.

La figura tridimensional, marcada como No. 27, se viste de gruesa hojalata litografiada y presenta una base rectangular de la que, en los extremos del reverso, parten dos finas tiras de apoyo a la estructura que se unen, en triangulo, y finalizan a la altura de las rodillas.

Luce zapatos moldeados negros y se decora con chaqueta y tambor amarillo y pantalones y gorro azul con detalles ornamentales en blanco.

Consta de un mecanismo de cuerda manual, con llave posterior incorporada, y una pestaña lateral que permite parar / activar el movimiento.

Al hacerlo, las baquetas que sostienen las manos del muñeco golpean el tambor hueco con vigor y mantienen la marcha un tiempo notable, aumentando la diversión del niño.

ddd
Baquetas y manos de color verde pastel

Incorpora una maquinaria robusta y sencilla, capaz de soportar horas de juego sin inmutarse, y la dureza del material permite un uso razonable sin causar daños a la unidad.

Los enlaces del metal son sólidos y las pestañas vienen cerradas y aseguradas, a mayores, con una pieza circular que impide que se suelten.

La figura, vestida con traje de gala y tocada con sombrero de piel de oso, se acompaña de una austera pero vistosa caja de cartón ilustrado.

La demanda del juguete enriquece la gama cromática y aparecen modelos con chaqueta azul, tambor blanco, pantalones y gorro rojos y botones y hombreras amarillos y también con chaqueta roja, gorro, zapatos y pantalones azules y tambor y base amarilla.

En la zona inferior del cuello llevan estampado el modelo, el nombre de la manufactura, la patente y el lugar de fabricación.

Tras estas referencias con variantes de color, la empresa presenta en la década de los cincuenta la segunda y definitiva versión.

En este caso, la base reduce su tamaño y adopta una forma circular. Desaparecen los apoyos posteriores, lo que origina una mayor fragilidad en ese punto concreto de la unidad, y se imprime en este espacio un nuevo logotipo romboidal con la leyenda ‘Wolverine. Made in USA’.

dd
Sombrero de gala
ss
Pies estampados en la base

Además, los pies pierden su carácter tridimensional y se dibujan ahora sobre la misma circunferencia y la paleta queda reducida a una vestimenta de chaqueta roja, con tirantes y cinturón blanco y  botones y hombreras en amarillo, pantalón y gorro azul, manos y baquetas en verde pastel y tambor amarillo con detalles en rojo y negro.

El embalaje conserva las pautas de la primera versión que incluía un papel sellado donde se indicaba la fecha en la que el juguete había sido testado y aprobado para su venta y unas pequeñas indicaciones sobre su funcionamiento.

El muñeco mide unos 33 centímetros de alto y tiene una circunferencia de 10,4 y un grosor de 14 con un peso de 480 gramos.

ddd
El órgano de tubos se comercializó en los cincuenta

Su valor, al igual que la mayoría de los artículos de la empresa estadounidense que trabajan a cuerda y vienen terminados en lata, se incrementa con los años y, dependiendo del modelo y el estado, se mueve en cifras de varios cientos de euros.

El segundo juguete, una referencia muy apreciada por los coleccionistas y amantes de lo antiguo, es conocido como Organ Toy u órgano de juguete y emplea también la hojalata litografiada en su fabricación.

Al igual que el anterior, recoge toda una herencia juguetera que se inicia con las cajas de música y las organettes y sigue con una extensa gama de referencias que emplean el sonido para seducir y encandilar a los infantes, incluidos los carruseles de la casa americana.

Realizado en azul pastel, con teclado de piano en blanco y negro, y tubos en amarillo, está dotado de una pequeña manivela en el reverso, con remate esférico de madera, que, si se gira a un ritmo constante, permite extraer una melodía similar a la emitida por los órganos de las iglesias.

ddd
Frontal del juguete donde se lee el nombre de la marca

Consta de dos partes, la inferior con cuatro apoyos, un teclado semicircular en relieve, un lateral con orificios para dejar salir el sonido y un interior hueco donde descansa el mecanismo musical, y la superior que consiste en una cabecera plana con tres arcos ovalados con columnas dóricas donde se alojan los tubos del instrumento de viento.

Mide 27 centímetros de largo por 29,5 de alto y 14 de ancho y pesa 1.272 gramos.

Luce grabado el nombre de la marca, el modelo y la referencia a su origen y data de principios de los años cincuenta.

Se trata de una referencia rara que sigue las directrices que caracterizan a la casa de Pittsburgh, juguetes imaginativos, de buena calidad y acabado seductor.

Artículos e ideas originales para sorprender regalando
Artículos e ideas originales para sorprender regalando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.